Sector Rural

Control de la langosta centroamericana, protección del campo mexicano

Desde hace 16 años, la campaña contra la langosta centroamericana ha permitido controlar esta plaga que puede afectar a más de 400 especies vegetales

Ciudad de México, 6 de agosto de 2020.— La langosta centroamericana (Schistocerca piceifrons Walker) ha estado presente en nuestro país por siglos, su control es muy importante pues es una especie devastadora de gran escala, ya que puede afectar a más de 400 especies vegetales y devorar 100 toneladas de alimento verde en un solo día, por ello, la Secretaría de Agricultura, por medio del Senasica, opera la campaña de control en la que participan 60 técnicos del organismo que realizan en campo acciones de exploración, muestreo y control.

La campaña de control opera de la siguiente manera: se explora para detectar poblaciones en edades tempranas mediante recorridos de inspección en las áreas donde tradicionalmente se reproduce y crece, para ello se utiliza tecnología de vanguardia, que incluye vehículos aéreos no tripulados o drones y una aplicación móvil específica.

Posteriormente, si se detecta alguna población se procede al muestreo con el objetivo de determinar la densidad poblacional promedio de langostas y, finalmente, aplicar el método de control más adecuado en caso de así requerirse.

En 2020, el organismo de Agricultura invierte 25 millones de pesos en la campaña fitosanitaria, en la que de manera permanente se realizan las tareas de control en diez entidades del país: Campeche, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Con estas acciones, cada año se protegen, directa e indirectamente, alrededor de seis millones de hectáreas de cultivos básicos, cultivos industriales y hortalizas en esos estados, que representan alrededor del 25 por ciento del total de la superficie sembrada a escala nacional.

De enero a julio de este año, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ha explorado 153 mil 666 hectáreas en las entidades referidas; la presencia de la langosta se detectó en 11 mil 642 hectáreas y fue necesario aplicar medidas de control en dos mil 348 hectáreas, distribuidas en Campeche, Chiapas, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

En la Región Huasteca —donde confluyen los estados de Veracruz, San Luis Potosí y Tamaulipas— se detectó la plaga en fase juvenil con densidades de 37 a 70 adultos por cada 100 metros cuadrados, brote que actualmente combaten los técnicos de la Secretaría de Agricultura en 465 hectáreas con aspersiones de productos amigables con el medio ambiente, realizados a base de hongos tóxicos para ese tipo de insectos.

Es importante aclarar que en los últimos días en redes sociales han circulado videos y noticias en las que se alerta sobre la llegada a México de la langosta del desierto (Schistocerca gregaria) y de la langosta sudamericana (Schistocerca cancellata), especialistas del Senasica subrayan que este tipo de alertas son falsas, ya que no existen posibilidades de que esas especies lleguen a México, debido a que los países en donde habitan son regiones biogeográficas con barreras y climas que hacen difícil su migración.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin