Sector Rural

Nueva cosecha ofrece respiro frente a hambruna en Sudán del Sur

Las tasas de malnutrición se disparan, especialmente entre los niños, mientras se anuncia un inicio temprano de la temporada de carestía

La actual temporada de recolección no supondrá acabar con el hambre en Sudán del Sur, ya que el conflicto perdura en la mayor parte del país y la hiperinflación sitúa los alimentos fuera del alcance de muchas personas, según la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF) publicada hoy por el gobierno de Sudán del Sur, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otros socios humanitarios.

El número de personas que padecen inseguridad alimentaria severa en todo el país podría bajar a 4.8 millones entre octubre y diciembre, frente a los seis millones de junio. Sin embargo, estos 4.8 millones suponen 1.4 millones más que en el mismo periodo del año pasado, y gran parte de este aumento corresponde a la categoría de “Emergencia” (fase 4 en la escala de cinco niveles de la CIF).

Se prevé que la situación de la seguridad alimentaria empeore a principios de 2018, ya que se espera que la “temporada de carestía” —cuando las familias suelen quedarse sin alimentos tras una cosecha y antes de la siguiente— comience tres meses antes de lo habitual. Muchas personas apenas tienen medios para hacer frente a las privaciones de la temporada de carestía, por lo que es previsible que la situación se vuelva cada vez más precaria.

Los equipos a cargo del análisis identificaron dos condados —Wau y Ayod—, donde un total de 25 mil personas se enfrentan a una situación “catastrófica” según la escala de la CIF. El panorama más preocupante es en Gran Baggari (subdistrito del antiguo Wau), donde al menos el 15 por ciento de la población se enfrenta a condiciones de hambruna, la inseguridad ha limitado considerablemente las actividades de subsistencia y la ayuda humanitaria.

Existe la necesidad urgente de abrir un corredor humanitario desde Wau al área de Gran Baggari para permitir que los organismos suministren ayuda integral.

El PMA y sus socios han ayudado a 4.6 millones de personas en Sudán del Sur en lo que va de 2017 con dinero en efectivo o alimentos, incluyendo apoyo nutricional para niños menores de cinco años. Los equipos móviles de emergencia que generalmente viajan en helicóptero en más de 135 misiones a zonas aisladas por el conflicto han apoyado a 1.8 millones de personas este año.

Información e imágenes

(Visited 27 times, 1 visits today)

Síguenos

Derecha 01 Area derecha widgets






Izquierda 01 First Left Widget Area








Izquierda 02 First Left Widget Area



Izquierda 03 First Left Widget Area


Países que nos están viendo