Sector Rural

Oaxaca y FAO fortalecen comercialización de maíces nativos

Las políticas públicas que favorecen la comercialización del maíz nativo mejoran la vida de quienes viven de la agricultura familiar

Oaxaca, Oaxaca, 20 de enero de 2020.— México cuenta con 59 razas registradas de maíz nativo, 35 de ellas se encuentran en Oaxaca. El estado tiene la mayor diversidad de maíz nativo del país. Olotillo, tuxpeño, bandeño, conejo y comiteco son algunas de las variedades que se pueden encontrar en la región de la costa oaxaqueña.

Lo anterior se dio a conocer durante una gira de intercambio de experiencias en torno a la producción y comercialización de maíces criollos, coordinada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura de Oaxaca (Sedapa).

La FAO trabaja en conjunto con la Sedapa para establecer una política pública que favorezca la inserción de la agricultura familiar a mercados de comercialización, no solo vendiendo el maíz criollo en grano, sino que, buscando el valor agregado, transformándolo y llevándolo a otro nivel con productos terminados: tostadas, tortillas, pinole, harina, entre otros.

La pequeña producción familiar es una pieza fundamental en la custodia del maíz nativo, y es este mismo cuidado y producción, mediante el valor agregado y aprovechamiento del maíz, el que permite el mejoramiento de las condiciones de vida de quienes viven de la agricultura a pequeña escala.

En esta época de cambio en el consumo de alimentos, en donde la tendencia nos está llevando hacia un consumo más responsable, la pequeña agricultura tiene un rol fundamental en la producción de alimentos dando a las y los consumidores alimentos saludables, nutritivos, frescos y, sobre todo, producidos de forma local, otorgándoles la importancia del papel que pueden desempeñar en el sistema alimentario actual.

Al momento se han sistematizado 22 experiencias de organizaciones de productoras y productores, en Oaxaca, que han logrado establecer vínculos directos de comercialización de sus productos y ahora por medio del piloto compartieron sus experiencias y buenas prácticas a otros productores. Estas organizaciones son ejemplo de cómo se puede aprovechar los mercados regionales y estatales para la venta de sus productos.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin