Sector Rural

Ser la solución a la contaminación del suelo

Descubra por qué los suelos saludables son vitales para el Hambre Cero

El suelo es un recurso finito, lo que significa que su pérdida y degradación no es recuperable dentro de la vida humana. Los suelos afectan la comida que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos, nuestra salud y la salud de todos los organismos del planeta. Sin suelos sanos no podríamos cultivar nuestros alimentos. De hecho, se estima que el 95 por ciento de nuestros alimentos se produce directa o indirectamente en nuestros suelos.

Los suelos deben ser reconocidos y valorados por sus capacidades productivas, así como por su contribución a la seguridad alimentaria y el mantenimiento de los servicios clave del ecosistema.

Aquí hay solo algunas de las razones por las cuales la contaminación del suelo no puede ser subestimada:

1. La contaminación del suelo afecta a todo. La comida que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos, nuestra salud y la salud de todos los organismos del planeta dependen de un suelo sano. El contenido de nutrientes de los tejidos de una planta está directamente relacionado con el contenido de nutrientes del suelo y su capacidad para intercambiar nutrientes y agua con las raíces de la planta.

2. La contaminación del suelo es invisible. Hoy en día, un tercio de nuestros suelos está moderadamente o muy degradado debido a la erosión, la pérdida de carbono orgánico del suelo, la salinización, la compactación, la acidificación y la contaminación química. Se tarda aproximadamente mil años en formar un centímetro de suelo superior, lo que significa que no podremos producir más suelo durante nuestra vida.

3. La contaminación del suelo afecta la capacidad de filtrado de los suelos. Los suelos actúan como un filtro y amortiguador de contaminantes. El potencial del suelo para hacer frente a la tensión de los contaminantes es finito.

4. La contaminación del suelo afecta la seguridad alimentaria al reducir los rendimientos y la calidad de los cultivos. Los alimentos seguros, nutritivos y de buena calidad solo se pueden producir si nuestros suelos están sanos.

5. La contaminación del suelo puede ser el resultado de malas prácticas agrícolas. Las prácticas agrícolas insostenibles reducen la materia orgánica del suelo, comprometiendo la capacidad de los suelos para degradar los contaminantes orgánicos. Esto aumenta el riesgo de que los contaminantes se liberen al medio ambiente.

6. La contaminación del suelo puede poner en riesgo nuestra salud. Una proporción significativa de los antibióticos, utilizados ampliamente en la agricultura y la asistencia sanitaria humana, se liberan en el medio ambiente después de ser excretados del organismo al que fueron administrados. Estos antibióticos pueden filtrarse en nuestros suelos y extenderse por todo el medio ambiente.

El suelo saludable es un producto precioso y no renovable que está cada vez más amenazado por comportamientos humanos destructivos. Somos responsables de los suelos que nos proporcionan alimentos, agua y aire, y debemos tomar medidas hoy para garantizar que tengamos suelos saludables para un futuro sostenible y seguro para los alimentos.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin