Sector Rural

Trazabilidad: Paso a paso del campo hasta nuestras mesas

Da seguimiento a un producto, desde la unidad de producción hasta el momento de su consumo

Ciudad de México, 10 de enero de 2020.— La trazabilidad alimentaria es el “diario” de un producto en el cual podemos leer toda su historia, es la manera en la que le seguimos el rastro desde su producción hasta su distribución.

Estos procedimientos se llevan a cabo en la agricultura, ganadería y pesca, tomando en cuenta las necesidades de cada especie. Por ejemplo, en la ganadería, nos permite conocer donde nació un animal, cómo se crio, a qué tipo de tratamientos veterinarios se sometió, qué matadero se encargó de él, en qué lugar y cómo se almacenó, cómo se empacó, qué empresas lo comercializaron y el punto final de venta.

Asimismo, permite controlar la inocuidad, limpieza y sanidad de los alimentos para brindar al consumidor un producto confiable. Otra de sus funciones es conocer la procedencia en caso de alerta, es decir, si un alimento llega contaminado al mercado, la trazabilidad nos permite identificar cada etapa que pasó, el recorrido que realizó y los puntos posibles donde se originó, para poder eliminarlo de raíz y así evitar la dispersión.

Para poder tener un historial de los productos se desarrollan diferentes metodologías dependiendo del sector (agrícola, pesquero o ganadero) para dar seguimiento a los productos o especies que así lo requieren.

Por ejemplo, en el sector ganadero, la trazabilidad opera de la siguiente manera: se asigna a cada animal un número único que lo acompañará a lo largo de su vida, este consiste en un arete integrado por una bandera y un botón que se colocan en la oreja del animal, este lleva impreso un código de barras que contiene toda la información antes descrita.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin