Tecnología

La agricultura del futuro: coséchelo usted mismo

Los escándalos en la industria de la carne, el uso de glifosato y nitrato, el cambio climático y los cambios en el consumo tienen consecuencias. El sector agrícola se ve obligado a replantearse la situación

Ciudad de México, 20 de agosto de 2020.— La ministra alemana de Agricultura, Julia Klöckner, tiene grandes planes: “Más protección ambiental, más sostenibilidad, más bienestar animal”. La ministra quiere sentar las bases para unas estrategias más respetuosas con el clima y el medio ambiente en la agricultura y la ganadería.

Pero la Política Agrícola Común (PAC) es cosa de la Unión Europea (UE). Con 58 mil millones de euros en subvenciones anuales —alrededor del 40 por ciento del presupuesto total de la UE— la mayor parte de esos fondos se destina a las grandes industrias agrícolas: alrededor del 20 por ciento de las empresas agrícolas reciben el 80 por ciento de las subvenciones de la UE.

Eso podría cambiar. Alemania ocupa la presidencia de la UE durante seis meses. Y en un año habrá elecciones en Alemania, donde el partido Los Verdes podría llegar a formar parte de un nuevo gobierno. Obviamente ya se podría empezar a hacer una política verde, tal como exige Martin Häusling, portavoz de política agrícola del Partido Verde en el Parlamento Europeo: “Debemos practicar una agricultura que no destruya nuestros recursos de suelo, agua y biodiversidad. Debemos hacerlo de una manera que sea respetuosa con el clima. Esto significa: menos animales, renuncia a los fertilizantes minerales y a los plaguicidas perjudiciales para el clima, menos monocultivos.”

La agricultura orgánica se debe incrementar en toda la UE, del actual 5 por ciento, al 25 por ciento para 2030. “De la granja al tenedor” (Farm-to-fork) es el nombre de la futura estrategia europea para una nutrición más sostenible.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin