Procesan nopal para obtener harina

Share on Facebook11Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Print this page

La harina de nopal puede mezclarse con masa de maíz para uso alimenticio

Querétaro, México.— El nopal ocupa un lugar preponderante en nuestra cultura, tanto por su gran presencia en la vegetación, como por la cantidad de usos que le han otorgado. Además, su valor nutricional representa mayor relevancia para múltiples investigaciones en el sector productivo por ser una fuente de fibra, con propiedades antioxidantes, vitaminas y calcio, entre otras.

Cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) estiman que en México se destinan poco más de 30 mil hectáreas para la producción de nopal verdura y forrajero, principalmente, en los estados de México, Oaxaca, Zacatecas y en el Distrito Federal. De allí la importancia de generar estudios para la conservación y aprovechamiento de este cultivo que tiene una gran demanda en los mercados nacional e internacional.

Por ello, con el fin de aprovechar las propiedades del nopal, el doctor Agustín Escamilla Martínez, del Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq), ha desarrollado un proceso muy simple para obtener fibra deshidratada del nopal, esto es harina de nopal, la cual se puede mezclar con masa de maíz para uso alimenticio.

A decir del experto, el proyecto surgió debido a la necesidad de una empresa productora de tuna por aprovechar las pencas del nopal que deja el proceso de poda. “La propuesta básicamente consistió en determinar la factibilidad de hacer el secado de las pencas de nopal producto de podas, utilizando el método de secado por aspersión, cuyo técnica es similar a la empleada para conseguir leche en polvo”, expuso.

De acuerdo con el titular de la investigación, la práctica de recortar planta de nopal deja, al menos, 12 toneladas de material fresco por cada hectárea que se poda. Sin embargo, ello representa un problema de plagas y enfermedades en el cultivo; además las pencas maduras contienen dos tipos de fibras, soluble e insoluble. Al probar el método de secado por aspersión, la fibra insoluble dificultó una pulverización eficiente por ser fibras sólidas.

Escamilla Martínez explicó que para cumplir el objetivo, se realizaron varias investigaciones, y se concluyó que la consistencia del fluido (nopal licuado) impide su manejo en secadores comerciales, debido a que se taparon los capilares y obstruyeron las boquillas, por lo que no fue posible generar las condiciones para secar el líquido.

Por tanto, se planteó un sistema alterno que utiliza el concepto de secado por transporte neumático; a diferencia del primero, se propuso triturar la penca del nopal, e introducirla a una corriente de aire en una misma operación, arrastrando el material triturado y fluidizarlo en el aire caliente a través de un ducto largo.

A pesar de lograr resultados adecuados para pulverizar y fluidizar el nopal en el ducto con aire caliente, los volúmenes y la temperatura del aire necesarios para el arrastre y secado de las partículas hicieron poco factible este método para instalaciones pequeñas; además, los resultados revelaron que el costo por consumo energético es superior a las energías convencionales, indicó el especialista.

Con este proceso, el monto estimado de producción por un kilogramo de nopal deshidratado fue de alrededor de tres mil 700 pesos, primordialmente por el valor de energía utilizada al calentar el aire. “Este costo es sumamente alto en relación a la oferta en el mercado, pues el precio de harina del nopal es de 50 pesos, lo que no cumplía con el propósito de proveer un costo-beneficio a los productores de la planta”, añadió.

Escamilla Martínez dijo que tras dos investigaciones emprendió una tercera, donde concluyó que el mejor método para secado de nopal era por medio de la energía solar; es decir, para obtener la fibra de nopal tuvo que recortar las pencas en delgadas rebanadas (láminas menores a 3mm); posteriormente, se implementó un técnica en secadores convencionales tipo invernaderos, donde, luego de seccionar el cultivo y exponerlo a la intemperie, se trituró en molinos de martillos, y se cernió para lograr un nivel adecuado de partículas.

A diferencia de los estudios anteriores, el doctor Escamilla explicó que resultó más favorable recortar las pencas que triturarlas, debido a que molerlas representa mayor oxidación del nopal, por ello también la idea de colocarlas a cielo abierto por periodos de seis a 12 horas. Además se diseñó un rebanador con 60 navajas separadas entre cuatro milímetros en forma perpendicular.

Aunado a ello, esta investigación representa una innovación al disminuir su tiempo de secado en 70 por ciento, lo que resulta fácil y económico, y en contraste con otras empresas que ya lo utilizan, este método no es controlado, lo que significa una degradación del producto por las altas temperaturas empleadas; la ventaja de exponerlo al sol es que no emplea cantidades mayores a 60 grados centígrados.

Además, el doctor Escamilla Martínez apuntó que en la actualidad estas harinas aplicadas en tortillas están en protocolos clínicos para conocer los beneficios de la fibra del cultivo frente a la diabetes. Asimismo, este alimento elaborado a partir del nopal se promueve en España y Francia, con instituciones dedicadas a la prevención de esa enfermedad.

Cabe mencionar que la investigación contó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el gobierno de Guanajuato, así como la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la empresa Gastronomía Mexicana de Exportación, quien obtuvo un premio por innovación.

Fuente: Agencia ID

  • Etiquetas

  • Comentarios

    comentarios