Sistemas de Riego

¿Cómo beneficia el riego por microaspersión a los cultivos?

Este sistema es ideal para llevar a cabo riegos de bajo volumen en invernadero o a campo abierto

El agua es un elemento que juega un papel muy importante dentro de la producción agrícola, ya que por medio de esta las plantas reciben todo lo necesario para su desarrollo, por esta razón con el paso del tiempo se han desarrollado diferentes sistemas que permiten administrar mejor su uso. Un ejemplo de esto es el sistema de riego por microaspersión, el cual consiste en aplicar mediante emisores la cantidad de líquido adecuado para diferentes plantas mediante una lluvia muy fina en forma de rocío.

Este sistema es ideal para llevar a cabo riegos de bajo volumen ya sea en invernadero o a campo abierto, incluso debido a sus características se puede emplear en cultivos hortícolas, fruticulturas, para flores y plantas de ornato, ya que además de brindar protección contra las heladas y los cambios de temperatura, permite aplicar diferentes productos ya sean fitosanitarios o fertilizantes dependiendo de las necesidades de cada tipo de planta.

Una de las características de este sistema es que se adapta fácilmente a diferentes condiciones y tipos de suelo, así como a distintos cultivos en todas sus etapas de crecimiento, lo cual además de favorecer la obtención de alimentos con mayor calidad y mejores rendimientos, permite optimizar el uso de los recursos disponibles y tener un ahorro significativo en la mano de obra.

Una de las principales ventajas que aporta la microaspersión es que los riegos son más uniformes, además se puede automatizar dependiendo de las condiciones del clima, de los requerimientos del productor y del tipo de planta que se esté cultivando en ese momento. Otra de las ventajas de este sistema de riego es que fomenta el aumento de la humedad dentro de la producción, además ayuda a disminuir la temperatura creando microclimas benéficos para las plantas.

Asimismo, tiene la capacidad de mejorar la relación que existe entre el agua, la planta y el medio de cultivo; incluso este método de riego permite tener mayor control sobre la producción, por lo tanto es posible reducir de forma considerable la aparición de plagas y enfermedades.

Cabe mencionar que este sistema requiere de cierta inversión para su instalación, sin embargo los beneficios que aporta son muchos y a largo plazo. Por otro lado, es importante tener un conocimiento previo antes de su aplicación, esto permitirá brindarle los cuidados adecuados, además de que evitará daños en el sistema y brindará un mejor funcionamiento, así como un mayor tiempo de vida útil.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin