Sistemas de Riego

Desarrollan sistema de telecontrol de riego que optimiza uso del agua

Esta tecnología controla de manera centralizada la programación de los turnos de riego y los consumos de cada regante, permitiendo una gestión basada en criterios hidráulicos y energéticos

Derio, Vizcaya, País Vasco.— En colaboración con la empresa Ingeniería Arson, el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia creó un sistema de telecontrol de riego que permitiría ahorrar según los casos hasta un 20 por ciento de agua en cada cosecha, comparado con métodos de riego tradicionales.

De acuerdo con el centro de investigación, esta tecnología controla de manera centralizada la programación de los turnos de riego y los consumos de cada regante, permitiendo una gestión basada en criterios hidráulicos y energéticos que incrementan la eficiencia del uso del sistema de riego.

Adicionalmente, los datos proporcionados por el telecontrol aquArson son aprovechados para detección de averías hidráulicas y para el manejo agronómico de las fincas. La tecnología de este sistema permite la formación de una red de unidades remotas, tendidas a lo largo del sistema hidráulico, conectadas mediante comunicaciones inalámbricas por radiofrecuencia con un Centro de Control de Riego, que contiene una aplicación para el control y la gestión del sistema de riego.

Neiker–Tecnalia destacó que una de las medidas para conseguir una gestión adecuada de los recursos hídricos en la agricultura es la automatización y telecontrol de los sistemas de riego. Se trata de registrar y repartir de un modo adecuado las cantidades de agua que se manejan en riego, utilizando diversas herramientas tecnológicas proporcionadas por la electrónica digital. La automatización y el telecontrol facilitan una mejor gestión en el uso del agua de riego y permiten una facturación por el volumen de agua consumido.

Para trasladar esta experiencia a la práctica, se contó con la colaboración de la Comunidad de Regantes de Zambrana (Álava, España), que facilitó la instalación en sus terrenos de una planta piloto de control automático de riego que abarca parte de la instalación hidráulica en un área con más de 500 hectáreas, divididas en unas 500 parcelas destinadas al regadío para la cosecha de alimentos como la patata y la remolacha, los productos más representativos de la comarca.

Funcionamiento

La tecnología de aquArson permite formar una red de unidades remotas comunicadas con radiofrecuencia que, conectadas a un software de gestión y control central, mandan la orden de riego a los hidrantes y recogen la información de los riegos ejecutados y del funcionamiento hidráulico de la instalación.

Dicha orden de riego se envía desde una aplicación de gestión y control desarrollada expresamente para el fin de manejar el sistema de riego, instalada en un ordenador ubicado en la oficina de la comunidad de regantes. De esta forma se controlan los puntos de riego de cada parcela, en tiempo real, desde la oficina de la comunidad de regantes.

El sistema de telecontrol aquArson instalado cuenta con 20 equipos de comunicación remota, distribuidos en 40 terrenos de cultivo. Cada dispositivo tiene autonomía para poder controlar más de una parcela y, además de ejecutar la orden de riego, permite extraer información precisa de cada punto de cultivo.

El equipo dispone de unidades remotas con comunicación inalámbrica instaladas en cada unidad hidrante —toma de agua que proporciona el caudal adecuado para abastecer a la parcela— que se comunican vía radiofrecuencia con el ordenador ubicado en la sede central de la comunidad de regantes. El sistema ayuda a flexibilizar la gestión de los regadíos, sujetos a estrictos turnos semanales, ya que los 20 equipos colocados en puntos clave de las fincas sirven para controlar “on line” la cantidad de agua suministrada a los terrenos.

Desde el centro de control se emite la orden que activa los puntos de riego de cada parcela, controlada mediante un avanzado software configurado en función de los criterios agronómicos de los profesionales. A la hora de decidir cuándo y qué cantidad de agua se suministra, se tiene en cuenta las necesidades hídricas del terreno en ese momento, la cuota de suministro asignada a la comunidad, así como la tarifa del agua.

Entre los aspectos aportados por esta pionera tecnología, destaca la posibilidad de combinar diferentes métodos de comunicación de modo transparente al uso. El sistema es capaz de establecer sus comunicaciones combinando GPRS, radiofrecuencia y cables (entre otros) para adaptarse a las necesidades de cada instalación de acuerdo al tipo de manejo necesario, al tamaño de la zona por regar y a su orografía.

Otra de las ventajas del sistema es que permite un ahorro en la cantidad de agua empleada por operación, que puede llegar a situarse entre 15 y 20 por ciento, en comparación a otros sistemas más convencionales.

En paralelo a la puesta en marcha de esta avanzada tecnología, Neiker–Tecnalia informó que sus investigadores asesoran a los agricultores con el objetivo de ofrecerles consejos prácticos a la hora de realizar el suministro de agua a los cultivos, para lo cual los técnicos del centro tecnológico han desarrollado modelos que permiten una gestión más óptima de los suministros de agua de los cultivos.

Estos modelos se basan en parámetros meteorológicos, como la velocidad del viento, la lluvia o la radiación solar; y en criterios económicos, como el precio del agua y su facturación por comunidad, al ser factores que pueden condicionar el riego de la cosecha.

2000 Agro (Con información de Neiker–Tecnalia)

Comentarios

comentarios

Comentarios

  1. Me interesa conocer los detalles de su sistema, en México tenemos uno muy similar y me gustaría compararlo con el de ustedes.

  2. muy interesante para estableserlo
    aqui en chihuahua ay partes donde se requiere este tipo de riego
    quisiera mas informacion

Siguenos!

Países que nos están viendo


Suscribete al Boletin