Agroindustria

Chile de agua

El chile de agua es una variedad con prometedoras posibilidades de cultivo en zonas cálidas secas, en virtud de que su producción puede elevarse hasta 200 por ciento si se pasa de campo abierto a invernadero.

El picante es de importancia económica en la región de Valles Centrales de Oaxaca, donde se cultiva y comercializa ampliamente; pero también existe demanda entre los oaxaqueños radicados en el Distrito Federal o en Estados Unidos, donde se vende hasta en un dólar cada chile.

Desde el punto de vista comercial, tiene varias ventajas: es un cultivo que puede manejarse más adecuadamente en invernadero, tiene larga vida de anaquel, se consume en fresco (verde) o seco (rojo) y su contenido nutricional es más alto que el de otros picantes como serrano o jalapeño, además contiene menos grasa que otras variedades.

Silvino Vázquez Maya, estudioso del chile de agua, precisa que los rendimientos obtenidos a campo abierto, con riego rodado, en promedio son de 7 a 7.5 toneladas por hectárea (ha) en todo el ciclo de cultivo, que dura alrededor de cuatro meses y medio. Sin embargo, considera que si se introduce en invernadero el rendimiento puede elevarse hasta 20 toneladas por ha, con riego por goteo y fertiirrigación.

El también responsable de la subjefatura de vinculación y capacitación del Campo Agrícola Experimental de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) señala que este cultivo puede extenderse a regiones que tengan clima similar al de la región de Valles Centrales, es decir, cálido seco. Con un invernadero al haber control de luz, manejo del contenido nutricional, clima e intensidad de calor se puede cultivar en otras zonas.

Sobre la rentabilidad del cultivo, Vázquez Maya refiere que un productor invierte un peso y obtiene otro de ganancia, pero ésta aumenta o disminuye dependiendo el manejo que se le dé.

Comercialización

El chile de agua es muy demandado en la región de Valles Centrales, sobre todo en la época de Semana Santa cuando la gente los prepara rellenos y capeados, ya que prefiere su característico sabor y picor, que no quema el paladar.

Este picante se vende por calidades. La primera calidad se comercializa en canastos que contienen de 400 a 420 piezas de chiles; la segunda, tiene 650-700 piezas y la tercera, supera este número porque es más pequeño.
El comerciante al menudeo coloca alrededor de ocho chiles de primera calidad en pequeños canastitos que vende en 20 pesos; también se oferta por ciento o medio ciento.

Silvino Vázquez considera que es un buen producto para el mercado y el siguiente paso es hacer una colecta de todos los materiales de chile de agua, ya que de municipio a municipio varían las características en la misma región o parcela del productor, donde se llegan a encontrar hasta cinco diferentes tipos de chiles, tanto en color como en forma. Se va a caracterizar cada colecta, es decir, cuándo se produce, en qué tiempo, qué características tiene en tallos, hojas y flores. Luego se siembran y se vuelven a evaluar, después se hacen cruzas para buscar que aumenten rendimientos y resistencia a enfermedades y hongos. La meta es generar materiales y facilitarlas a los productores.

El especialista anota que hacia Estados Unidos se envía en fresco por los mismos familiares, pero hay personas que llevan cajas y luego lo venden allá. En el largo plazo si los productores se organizan podrían exportarlo.

Plagas y enfermedades

Los principales problemas de este chile son: el enchinamiento del follaje (hojas) ocasionado por un virus transmitido por varios insectos chupadores como la mosquita blanca (bemisia tabaci); el barrenillo o picudo (Anthonomus eugenii) que causa daños al fruto lo que favorece su pudrución; la marchitez o secadora, provocada por un hongo (Phytophtora capsici) que primero marchita la planta y luego empieza a tirar flores y frutos hasta seca completamente.

Lo anterior afecta mucho porque el sistema de riego es rodado y si existe una planta enferma al inicio del surco el agua pasa, se lleva los hongos y los disemina a las demás plantas.

¿Por qué chile de agua?

No se sabe con certeza de dónde proviene el nombre de chile de agua, pero los testimonios de los lugareños de la zona de cultivo señalan que ya se conocía desde tiempos prehispánicos. Una hipótesis del nombre es que al asarlo el chile suelta gran cantidad de agua, al grado de que ésta puede apagar la lumbre producida por el carbón.

La región de Valles Centrales de Oaxaca comprende los distritos de Zimatlán, Ocotlán, Ejutla, Zaachila, Oaxaca de Juárez, Tlacolula y Etla. En la zona de la sierra sur también se empieza a producir en los municipios de San Jacinto Tlacotepec y Santa Cruz Zenzontepec del distrito de Miahuatlán y en la costa cerca de El Camarón Yautepec.

La superficie cultivada es de alrededor de 450 has al año, con una producción 440 toneladas en la región.

Comentarios

comentarios

Comentarios

  1. me interesa saber mas sobre el cultivo de chile de agua en invernadero, donde conseguir semilla ¿hay certificada?, manejo de cultivo, prevencion de enfermedades y plagas, etc. GRACIAS

  2. ME INTERESA SABER SOBRE MANEJO DE CHILE DE AGUA EN INVERNADERO (SEMILLA CERTIFICADA, PREVENCION DE ENFERMEDADES, MANEJO DE CULTIVO, TUTOREO, ETC) GRACIAS

  3. Se acaba de terminar un trabajo de investigacion para caracterizar todos los cultivos del chile de agua en oaxaca y proximamente se publicaran los resultados. tambien se esta trabajando con soluciones nutritivas para el mejor manejo en campo e invernadero

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin