Agroindustria

Pone conflicto en riesgo proyectos agropecuarios yucatecos

Fundación afectada consolidó proyectos de desarrollo en la entidad durante los últimos años

Mérida, Yuc. (México).─ La fundación Produce Yucatán es escenario de un conflicto político que pone en riesgo el avance de importantes programas de investigación y desarrollo en el sector agropecuario local, que han demostrado resultados exitosos en los últimos años.

El conflicto empezó desde el año pasado, cuando el titular de la citada fundación, Pedro Cabrera Quijano, se quejó de que el gobierno estatal llevaba meses sin pagar la aportación que le correspondía, para dar seguimiento a los planes conjuntos que realizan.

La Fundación Produce es un órgano que opera desde hace muchos años en todo el territorio nacional con una mezcla de recursos federales a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y del gobierno de cada entidad.

Mientras lograron coordinarse bien, en Yucatán surgieron proyectos muy exitosos, como lograr la certificación de origen del chile habanero de la península de Yucatán, desarrollo de nuevas técnicas para la crianza del cerdo pelón y el descubrimiento de nuevas especies de lombrices con potencial comercial.

De igual modo, logró consolidar proyectos para impulsar el cultivo del pulpo en granjas acuícolas, la creación de semillas de chile habanero, mejoras en la producción de miel de abejas meliponas, entre otros, en los que están inmersas, según cifras tanto de Produce como del gobierno estatal, más de 30 mil personas.

Asimismo, Produce Yucatán, con el apoyo de la Federación y del gobierno yucateco impuso un récord mundial de Guinness al crear la cochinita pibil más grande de todos los tiempos, que le dio de comer a más de 40 mil personas en el Centro de Convenciones Siglo XXI de esta ciudad, en marzo del año pasado.

Pero tras las quejas de Cabrera Quijano por el retraso en la aportación de los recursos estatales para los planes mencionados, su relación con el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco se vio deteriorada.

A pesar de ello, Cabrera Quijano logró reelegirse en el cargo en una asamblea que se realizó el 23 de marzo pasado, cuando la mayoría de los integrantes votó por esa opción, con excepción de seis consejeros presuntamente cercanos al gobierno estatal que se opusieron.

Los inconformes decidieron nombrar al reconocido porcicultor y ex líder nacional del ramo, Carlos Ramayo Navarrete, como nuevo director de la fundación, y el gobierno, a través del secretario de Fomento Agropecuario, Alejandro Menéndez Bojórquez, dio el aval a la designación y le ofreció un apoyo de 17 millones de pesos.

Ante ello, Cabrera Quijano inició un proceso judicial en contra de las acciones emprendidas por Ramayo y su grupo, además de que en entrevista reveló que ya prepara una denuncia por una presunta usurpación de funciones en contra de Ramayo y Menéndez Bojórquez.

Por su lado, el delegado de la Sagarpa, Gerardo Escaroz Soler, dejó en claro que no aportarán recursos a la fundación, en tanto el pleito legal que vive el organismo no sea dictaminado por las autoridades judiciales y resuelto por las partes involucradas.
De tal manera, varios de los proyectos en el campo emprendidos en forma coordinada por la fundación, gobierno estatal y federal corren el riesgo de verse truncados o incluso desaparecer por el conflicto.

Fuente: Notimex

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin