Análisis

La temperatura ideal de mi cerveza

Ninguna cerveza de especialidad debe servirse cercana al punto de congelación

La cerveza es una bebida delicada. A pesar de que existan algunas pensadas para ser bebidas rápidamente y de la botella, la mayor parte de ellas exigen un mayor cuidado si queremos llegar a conocerlas en realidad.

Nada afecta más la experiencia de tomar cerveza que su temperatura. El sabor, aroma, textura, carbonatación e incluso su transparencia pueden verse afectadas debido a los cambios de temperatura.

Cuando una cerveza se encuentra demasiado fría sus agentes aromáticos quedan atrapados en el líquido y es muy difícil percibir sus aromas, si estos no se volatilizan es casi imposible para el olfato humano registrarlos.

El frío excesivo también aumenta la sensación de amargor y astringencia en una cerveza, dificultando su disfrute. De la misma manera, una cerveza muy caliente tampoco es muy agradable, puesto que la sensación de amargor y carbonatación prácticamente desaparecen.

Los estilos que se sirven entre los 4.5 y los 7 °C son: Pale Lager y Pilsner, Lager Oscuras, de Trigo, Belgas claras y Tripels de Abadía, Lámbic, Stouts Nitrogenadas, Cream y Blonde Ales.

Las American Pale Ale, Indian Pale Ale, Stouts y Porters se disfrutan mejor entre los 7 y los 10 °C. Y las más calientes, que se sirven entre 10 y 13 °C son las Doubbels Belga, las Real Ales y las Stron Lagers.

Es complicado lograr la temperatura perfecta, pero cuando lo logramos la cerveza se abre mostrando su gran rango aromático lo cual aumenta nuestra posibilidad de disfrutarla.

Información e imágenes: Tradex

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin