Pecuario y Pesquero

Movilización de alimentos pecuarios, hacia un nuevo escenario

En la postpandemia #ElCampoNoSeDetiene y se trabaja en el fortalecimiento de los programas de sanidad e inocuidad de la ganadería, la atención de los trabajadores y la apertura de mercados

Ciudad de México, 5 de junio de 2020.— En México el sector pecuario nacional mantiene una actitud propositiva y solidaria que repercutirá en la instrumentación de políticas públicas, programas y acciones para la definición de un nuevo escenario productivo y comercial, derivado de la emergencia sanitaria.

Asimismo, se operarán acciones para vincular cada vez más a los productores de menor escala a las cadenas productivas y comerciales, en búsqueda de la equidad, así como en esquemas de capacitación y buenas prácticas productivas, como la resiliencia, que nos permitirán adaptarnos a un nuevo escenario global.

Como siempre existe la voluntad política y la capacidad para reordenar, redefinir y avanzar con la participación de todos en el desarrollo del sector pecuario nacional, y proyectar a la ganadería, pues el subsector aporta el 8 por ciento del producto interno bruto (PIB) del sector primario, se desarrolla en 100 millones de hectáreas y genera tres millones de empleos directos en toda la cadena, donde el 75 por ciento es ganadería familiar.

Además, es un sector que registra un crecimiento sostenible, que ha permitido a México ubicarse en el cuarto lugar mundial en producción de pollo, quinto en huevo, séptimo en carne bovina, octavo en miel y decimosexto en carne de cerdo y leche.

Esta posición, nos obliga a mantener la capacidad productiva en el sector, a fortalecer las acciones de seguridad sanitaria y medidas de salud de la fuerza laboral, a efecto de garantizar la cadena productiva y la oferta de alimentos.

El acompañamiento del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) continuará con mayor impacto, para atender la producción, los mercados internacionales y su diversificación, en donde la sanidad juega un papel prioritario beneficiando directamente a la industria cárnica mexicana.

Los acuerdos tendentes para colaborar en el mejor funcionamiento del sector pecuario, no tan solo enfrentando la emergencia sino ante el largo camino de recuperación, se pueden lograr porque nos hemos preparado para el futuro, privilegiando las fortalezas del sector pecuario nacional como la sanidad animal y la inocuidad que son un orgullo para nuestro país.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin