Logística

Resguardo fitosanitario

Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, un acuerdo de talla mundial

Ciudad de México, 16 de febrero de 2021.— La Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), es la norma internacional que destaca en la materia; y su secretaría, el organismo internacional más importante sobre cuestiones fitosanitarias. La CIPF se encarga de elaborar las disposiciones para la aplicación de medidas fitosanitarias por parte de los gobiernos.

El principal objetivo es proteger los recursos vegetales de plagas perjudiciales, que pudieran introducirse mediante el comercio internacional, es decir, la CIPF es el marco regulador que determina las barreras fitosanitarias válidas al comercio exterior.

Los miembros de la CIPF cooperan para combatir y evitar la propagación de plagas en los vegetales y productos; acuerdan que las medidas fitosanitarias aplicadas deben ser técnicamente justificadas y no pueden servir como barreras técnicas al comercio internacional.

En ese sentido, es importante que se tomen las medidas fitosanitarias como prioridad ya que garantizan el desarrollo sostenible de la producción, comercialización y exportación agropecuaria de los países, constituyen una inversión más que un gasto o para el sector público.

Ahora bien, para que un Estado pueda aplicar una decisión fitosanitaria, debe haber cierto consenso internacional en cuanto a la necesidad de imponer esa medida; debe existir respaldo por parte de los expertos de las organizaciones internacionales que trabajan sobre el tema. En este contexto, la estandarización de prácticas de evaluación de las medidas fitosanitarias contribuye a demostrar con resultados e impactos, cuáles medidas fitosanitarias deben incorporarse.

Para definir los procedimientos que habrán de regir la protección fitosanitaria, la CIPF ha aprobado las siguientes normas:

  • Directrices para el análisis del riesgo de plagas
  • Sistemas de certificación para la exportación
  • Determinación de la situación de una plaga en un área
  • Requisitos para el establecimiento de lugares de producción libres de plagas y locales de producción libres de plagas

En este tema, en el ámbito nacional es mediante el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) que se aplica la metodología de análisis de riesgo armonizada —que sugiere la CIPF— lo que ha permitido mantener el estatus fitosanitario que distingue a México y reducir el riesgo de introducción de plagas y enfermedades que pueden afectar la competitividad de los alimentos mexicanos.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin