Tecnología

Arricover de Arrigoni: cultivos protegidos frente a heladas de primavera

Perfecto para patatas, puerro, cebolla y muchos otros cultivos, este escudo bioclimático es resistente, transparente y transpirante

Ciudad de México, 22 de abril de 2021.— Los cultivos sensibles a las heladas, bulbos y tubérculos en primer lugar, están a salvo. Aun cuando se produzcan heladas, el desarrollo ideal de las hojas y del producto no se verá afectado porque Arrigoni, empresa líder en el ámbito internacional en la fabricación de tejidos técnicos para la agricultura, ha ideado Arricover, el escudo bioclimático que protege eficazmente de las condiciones medioambientales adversas.

Cebollas, puerros y patatas son sensibles a las bajas temperaturas. Las heladas causan daños significativos a los tallos jóvenes y a los bulbos, y además pueden perjudicar el ciclo del cultivo de los tubérculos. En particular, las cebollas y los puerros sufren especialmente las heladas primaverales, la baja humedad, el calor insuficiente y el granizo, que pueden frenar el desarrollo de las hojas, influyendo de este modo en la producción de los bulbos. La producción de estos cultivos —como también la de tantos otros— requiere temperaturas elevadas y un grado de humedad idóneo para propiciar un desarrollo óptimo del bulbo.

El innovador Arricover de Arrigoni, desarrollado con la intención de resguardar los cultivos del frío, es un tejido fuerte, transparente y transpirante, que aúna alta calidad, ligereza y durabilidad, y protege eficazmente las plantaciones de coles, nabos, lechugas varias, zanahorias, puerros, ajo, achicoria, remolacha, perejil, fresas, tomates, pepinos y melones. En la producción de patatas se puede emplear tanto para defender al cultivo frente a heladas tardías como para adelantar el ciclo de producción.

Diversas pruebas prácticas han demostrado su eficacia con distintos cultivos. En particular, se ha testado en los Países Bajos con cebollas y puerros, y con la patata en Eslovenia y en Italia (Puglia). Los ensayos han mostrado que la transparencia de este escudo agrotextil, combinada con la típica transpiración de los tejidos de mallas anudadas, facilita un intercambio de gases excelente, creando de esta manera un hábitat seco, más resistente a la formación de hielo. Además, el efecto barrera generado por Arricover mantiene el agua en su superficie, evitando que se deposite sobre los cultivos y, al congelarse, los dañe.

La transparencia, además, permite que se filtre la luz, creando las condiciones idóneas para que se dé la fotosíntesis. Por otra parte, la notable permeabilidad del tejido impide la formación de humedad y de líquidos de condensación, y el consiguiente desarrollo de patologías diversas, como las enfermedades fúngicas, entre otras. Para terminar, este escudo bioclimático resguarda asimismo del viento y frente a insectos y volátiles que puedan perjudicar el cultivo.

De fácil instalación, Arricover se puede colocar directamente sobre los cultivos, o bien sobre soportes, túneles, o para cerrar los lados de los invernaderos. En condiciones atmosféricas extremas, se puede poner sobre el textil no-tejido Agrivelo de Arrigoni, para conseguir un grado de protección aún mayor.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin