Biotecnología

Biotecnología aplicada a los helados

En un futuro los helados serán más sanos y se mantendrán helados por más tiempo

Científicos de la Universidad de Edimburgo desarrollan una proteína que podría cambiar para siempre la producción de helados: tendrán menos grasas saturadas y calorías, y se derretirán más despacio.

Si lo que queremos es cuidar nuestra alimentación, es posible que debamos olvidarnos de este dulce postre. Al menos hasta el momento, ya que la biotecnología podría producir en el futuro helados con menos calorías y grasas saturadas.

La investigación e innovación biotecnológicas, que han permitido desarrollar biocombustibles o medicamentos para combatir diversas enfermedades, tienen también curiosas aplicaciones en el campo alimentario. Ejemplos no faltan: arroz dorado contra la ceguera o plátanos transgénicos enriquecidos también en vitamina A.

Lo que no sabíamos es que la biotecnología también era capaz de mejorar un postre tan dulce y rico como los helados. En ese sentido, científicos de la Universidad de Edimburgo han desarrollado la proteína BslA, cuya introducción en la producción de helados permite que estos se derritan más despacio. Además, la molécula biológica también impide la formación de los molestos cristales de hielo que a veces nos encontramos en este alimento.

La proteína ayuda a formar una especie de “pudding” entre el aire, la grasa del helado y el agua, que cuenta con una apariencia muy fina y suave. Otra de sus ventajas es que permite que no se usen tantas grasas saturadas en su fabricación, por lo que los helados del futuro podrían presentar menos calorías, ayudando con ello a nuestra dieta.

Según declaró la investigadora Cait MacPhee “están emocionados por el potencial de este nuevo ingrediente que puede cambiar y mejorar la producción de los helados, ayudando con ello a la industria alimentaria y a los consumidores”. Aunque la investigación de esta proteína no ha derivado todavía en un producto final de helado, lo cierto es que los científicos creen que los primeros prototipos podrían estar listos en 3-5 años.

Tal vez en un par de años, cuando nos toque ir despidiendo el verano como ahora, podamos disfrutar sin remordimientos de este postre gracias a la I+D+i en biotecnología. Las soluciones biológicas, y en particular el desarrollo de esta proteína, podrían ayudar a mejorar la producción de un alimento considerado como “uno de los placeres preferidos” para esta época.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin