ONG acusan a Sagarpa y Semarnat de violar la ley al autorizar siembra experimental de maíz transgénico en Tamaulipas

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Print this page

Afirman que los dictámenes con base en los que se aprobó la siembra experimental de maíz transgénico debieron haber sido negativos si fueron hechos por científicos y técnicos sin conflictos de intereses

México.— Representantes de organizaciones campesinas acusaron a las secretarías de Agricultura y Medio Ambiente de incurrir en violaciones a la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados al autorizar a Monsanto la siembra piloto de maíz amarillo genéticamente modificado, en Tamaulipas.

Al respecto, la Campaña Nacional Sin maíz no hay país y la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) afirmaron contar con “evidencia científica contundente” para asegurar que “los dictámenes con base en los que se aprobó la siembra experimental de maíz transgénico debieron haber sido negativos si fueron hechos por científicos y técnicos sin conflictos de intereses”.

Dichas organizaciones exigieron al titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Francisco Mayorga Castañeda, abrir un debate público entre asesores científicos del gobierno y de la UCCS y calificaron como contradictoria la decisión de las secretarías, recordando que en enero pasado habían negado a Monsanto los permisos de siembra piloto de maíz transgénico en Sinaloa en las mismas condiciones en que ahora los autorizan para Tamaulipas.

Con esta autorización —afirmaron— “los servidores públicos han cedido ante la presión de Monsanto ignorando argumentos científicos, técnicos y legales, y privilegiando los intereses corporativos.

“La fase piloto abre la puerta a la siembra masiva de maíz transgénico lo que pondrá en riesgo la agricultura maicera y la alimentación de los mexicanos al obligarnos a comer todos los días productos transgénicos que han sido prohibidos en otros países. Además, los campesinos quedarán más que nunca subordinados a las semillas de los monopolios”, abundaron.

La Campaña Nacional Sin maíz no hay país y la UCCS consideraron que en lugar de impulsar una política de Estado para fomentar la producción campesina de alimentos, “apuestan por semillas milagro, engrosando las ganancias de Monsanto”.

El permiso otorgado a Monsanto para la siembra experimental de maíz amarillo contempla una superficie menor a una hectárea, ubicada en el estado de Tamaulipas. De acuerdo con la Sagarpa, la expedición de este permiso fue posible en virtud de que cumplió con los principios de bioseguridad de caso por caso y paso a paso, así como con el marco regulatorio vigente.

Desde 2009 —año en que inició la etapa de experimentación de la siembra de maíz genéticamente modificado en México— se han recibido 110 solicitudes para la siembra de dicho cultivo en etapa experimental, y 11 para programa piloto, lo que suma un total de 121 solicitudes.

2000 Agro

  • Etiquetas

  • Comentarios

    comentarios