Biotecnología

Polémica por uso de semillas transgénicas en Bolivia



Agricultores bolivianos piden a gobierno usar nuevos cultivos transgénicos aparte de la soya

La opinión en Bolivia está dividida sobre las semillas transgénicas: el gobierno limita su uso a la soya y el sector reclama ampliarlo para mejorar la productividad.

Pese a su uso habitual en la agricultura extensiva y las reivindicaciones del sector, Bolivia mantiene restringido el uso de transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM) a un único tipo de soya resistente al glifosato, un herbicida no selectivo.

Empresarios agropecuarios de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) reclaman a las autoridades que permitan ampliar la investigación a otras variedades de soya y cereales para mejorar la productividad.

Así, María Mercedes Roca, profesora de biotecnología en el Tecnológico de Monterrey (México), considera que “Bolivia no puede ser competitiva en el Mercosur sin esta tecnología”, ya que el resto de países (como Argentina y Brasil) sí la usan. La experta defiende, en declaraciones a EFE, que cada cultivo genéticamente modificado debe evaluarse “por sus propios méritos y caso por caso”, según su adaptación a cada suelo.

La ministra boliviana de Medio Ambiente y Aguas, Alexandra Moreira, argumenta que no existe consenso científico en la seguridad de los transgénicos para la alimentación humana y es partidaria de potenciar la agricultura orgánica, donde Bolivia tiene “un nicho”. “Manejamos el principio precautorio, no requerimos que exista una catástrofe para tomar las medidas para evitarla”, explica a EFE.

La Constitución boliviana (2009) prohíbe la producción, importación y comercialización de OGM aunque en otro artículo recoge que serán regulados por ley. El asunto se debatió en 2015 en una cumbre agropecuaria que agrupó a los sectores implicados y en la que el gobierno mostró su predisposición al diálogo, pero dejó claro que no cambiará la regulación. “No existió consenso para la implementación de otras especies y para el uso de estos transgénicos en Bolivia”, sentencia la ministra.

Información e imágenes

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo