Floricultura

Distribuirán productores más de cinco mil toneladas de cempasúchil

En 2010 se produjeron en México aproximadamente cinco mil 841 toneladas de esa flor y más de 840 mil plantas

México.- Productores del Consejo Mexicano de la Flor (Conmexflor) están listos para satisfacer la demanda por la celebración del Día de Muertos y esperan distribuir en el país más de cinco mil toneladas de la tradicional flor de cempasúchil.

En este caso, el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera de la Sagarpa informó, en un comunicado, que en 2010 se produjeron en México aproximadamente cinco mil 841 toneladas de esa flor y más de 840 mil plantas.

Según estadísticas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el cempasúchil se cultiva principalmente en el Distrito Federal y los estados de Puebla, México, Michoacán, Morelos, Guerrero, San Luis Potosí y Oaxaca.

El representante del Conmexflor, Federico Martínez, dijo en su oportunidad que la producción de estas flores inició en junio y se comercializa desde mediados de octubre, principalmente en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey.

«Es una tradición que celebramos en todo el país, aunque en las grandes ciudades como México; Guadalajara, Jalisco, y Monterrey, Nuevo León, su consumo es mayor, ya que alrededor de 70 por ciento de la producción de estas flores son comercializadas en estas urbes».

Aunque destacó que se utilizan diferentes variedades de flores para adornar panteones, altares y casas durante los festejos del Día de Muertos, las más representativa son el cempasúchil, las celosías tipo plumosas o plumeros, celosías cirstatas o garra de león y la nube.

En México, abundó en un comunicado, las nuevas variedades de celosías y cempasúchil que se producen en maceta alcanzan una producción anual estimada en seis millones de plantas.

El también integrante del Consejo Estatal de Productores de Ornamentales de Morelos refirió que en México el uso de la flor de cempasúchil para honrar a los muertos es una tradición prehispánica y a la fecha existen comunidades indígenas usan las de tipo silvestre.

Detalló que para su siembra requiere de una alta intensidad de luz, por ello la mayor parte de la producción se realiza a cielo abierto, y aunque la especie es resistente a plagas, debe mantenerse controlada con fungicidas porque se cultiva en época de lluvias.

Fuente: Notimex

Comentarios

comentarios

Comentarios

  1. La SAGARPA y CONMEXFLOR, deberían elaborar un proyecto agroindustrial para el aprovechamiento de la flor de cempasúchil, de ella se obtiene el aditivo E161 que no es otra cosa que un colorante de color amarillo, por ser éste de origen natura tiene muchos usos en la alimentación, se utiliza en la actividad avícola, dándoselo a las gallinas para fijar el color amarillo en la yema de huevo y en los pollos para darle mejor apariencia y presentación a la carne de pollo, también sirve para colorear las pastas alimenticias y alimentar tilapias y otros peces, en fin tiene muchos usos.
    el proceso industrial es simple la flor de cempasúchil se transforma en harina y luego se saca una oleorresina que es el producto final.
    No es posible que estemos importando harina de esta flor de Perú y de la India, y la oleorresina de China, ya que son países que ni siquiera conocían la flor de cempasúchil (tagetes erecta), y todavía más grave es el hecho de que el CIVESTAV, organismo de investigación dependiente del Instituto Politécnico Nacional logro producir una flor transgénica con mayor rendimiento de betacaroteno, adelanto tecnológico que no se ha podido aprovechar en el país

Siguenos!

Países que nos están viendo


Suscribete al Boletin