Sector Rural

Brechas de género frenan el progreso de la agricultura africana

La Unión Africana y la FAO piden un mayor apoyo a las mujeres rurales como agentes de cambio para acabar con el hambre

Las brechas de género en la agricultura en África están frenando el progreso para acabar con el hambre y deben abordarse urgentemente, advirtió el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, en un acto conjunto con la Unión Africana (UA) celebrado al margen de la Asamblea General de la ONU.

El director general de la FAO pidió una mayor presencia femenina en los mecanismos de gobernanza y los procesos de toma de decisiones, así como un acceso adecuado y equitativo a la tierra, los recursos financieros, los programas de protección social y a los servicios y oportunidades para las mujeres de las zonas rurales.

El evento sirvió para presentar las conclusiones y recomendaciones de un estudio realizado por la UA y la FAO denominado Las perspectivas regionales sobre género y sistemas agroalimentarios. El informe se basa en un análisis exhaustivo de las estadísticas existentes, en auditorías de género de 38 planes nacionales de inversión agrícola y en evaluaciones exhaustivas de género realizadas en 40 países.

Las recomendaciones del estudio sugieren una “revolución de la información sobre género” en el sector agroalimentario para poder elaborar políticas y programas sólidos, y reforzar los criterios de género en las fases de planificación, seguimiento y la rendición de cuentas.

En algunos países africanos, las mujeres representan hasta el 60 por ciento de la fuerza de trabajo en la agricultura familiar. Son en gran medida responsables de las actividades agrícolas, como el cultivo de hortalizas, la conservación de las cosechas y la cría de pequeños rumiantes, como ovejas y cabras. Las mujeres están también a cargo de la nutrición familiar a través de la preparación de las comidas.

Cerrar las brechas de productividad podría aumentar la producción y el consumo de alimentos hasta en un 10 por ciento, y reducir la pobreza hasta en un 13 por ciento.

Si las mujeres tienen el mismo acceso a las habilidades, recursos y oportunidades que los hombres, pueden ser un motor poderoso en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza. Empoderar a las mujeres en la agricultura, las cadenas de valor y el comercio acelerará el cumplimiento de los Compromisos de Malabo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La FAO y sus socios brindan apoyo técnico a muchos países africanos para empoderar a las mujeres rurales. Un ejemplo es el programa conjunto Acelerando el progreso hacia el empoderamiento económico de la mujer que se está implementando en Etiopía, Liberia, Níger y Ruanda junto al Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y ONU-Mujeres. El programa ha permitido ya a más de 40 mil mujeres recibir capacitación sobre tecnologías agrícolas mejoradas, y tiene como objetivo facilitar su acceso a los servicios financieros y los mercados.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin