Sector Rural

Siembra de maíz en zonas marginadas, alimento seguro para todos

La prioridad es apoyar a pequeños productores de maíz del estado de Guerrero para incrementar su productividad

Ciudad de México, 29 de junio de 2020.— La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) estima que en los próximos 30 años la producción mundial de alimentos deberá incrementarse en cerca de 60 por ciento para alimentar a la creciente población mundial.

En ese sentido, el maíz se presenta como una opción ya que es uno de los cereales más importantes para el consumo humano y animal, como grano y forraje, y las tierras mexicanas del sursureste mexicano tienen vocación para el cultivo de este grano porque cuentan con todos los recursos ambientales necesarios.

Por eso, en el marco del Programa de Fertilizantes, la prioridad es apoyar a pequeños productores de maíz de zonas marginadas de Guerrero, como fase inicial, para incrementar su productividad, al mismo tiempo que se aprovecha e impulsa la vocación productiva de esas zonas guerrerenses, mediante la transferencia de tecnología, como la siembra de semilla de variedades de maíces criollos mejorados o variedades específicas para cada región.

Asimismo, el acompañamiento técnico que apoye a las productoras y productores de pequeña escala en todo el proceso de siembra, implementando técnicas que incluyan el manejo integral de rastrojo y excretas animales, para que sumadas a la aplicación de fertilizante con el que se apoya la siembra de granos básicos en esta entidad, se garantice tanto el incremento de la productividad como la calidad del cultivo.

Algunas otras prácticas incluyen: obras para conservación del suelo el cual representa, para todos, el máximo patrimonio de la agricultura; implementación de la estrategia Mi Parcela No Se Quema para el manejo integral de los residuos de la cosecha.

El sursureste de México: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, tiene un gran potencial para cultivo de maíz que puede contribuir a disminuir las exportaciones y garantizar la seguridad alimentaria.

Por ello, reactivar la siembra de maíz en zonas marginadas significa seguridad alimentaria, disminución de la pobreza y autosuficiencia alimentaria al reducir la importación de granos básicos.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin