Tecnología

El Arca de Noé vegetal supera el millón de variedades



La bóveda del juicio final está enterrada a una profundidad de más de 120 metros en el interior de una montaña y en 10 años ha recibido un millón 59 mil 646 variedades de semillas

La reserva mundial de semillas de Svalbard, el Arca de Noé vegetal que protege la diversidad genética de los conflictos y las catástrofes naturales, superó este lunes el millón de muestras de granos depositados con motivo de su décimo aniversario.

En temperaturas casi polares, más de 70 mil nuevas muestras de granos de arroz, trigo, maíz, guisantes o sorgo llegaron al lugar fortificado, situado en este archipiélago del Ártico, entre Noruega continental y el Polo Norte.

Con la nueva llegada de semillas, la bóveda del juicio final, enterrada a una profundidad de más de 120 metros en el interior de una montaña, ha recibido en diez años de existencia un millón 59 mil 646 variedades conservadas en las cajas alineadas en estanterías.

“Estoy muy contento de anunciar que más de un millón de granos franquearon esta puerta para ser colocados definitivamente en seguridad”, se congratuló el ministro de Agricultura noruego, Jon Georg Dale, durante la solemne ceremonia del depósito.

Esta colección de granos, la más variada del mundo, es una red de seguridad para los alrededor de mil 700 bancos de genes que existen en el planeta frente a los riesgos relacionados con catástrofes naturales, guerras, cambio climático, enfermedades o impericia del ser humano.

El depósito es propiedad de Noruega y los granos pertenecen a estados e instituciones depositarias, las que pueden recuperarlas a su conveniencia.

La reserva mundial de semillas ha sido hasta la fecha requerida por una sola institución, el banco de genes de la ciudad de Alepo, el Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Áridas (Icarda), dañado por el conflicto sirio y que pidió recuperar semillas.

A causa de esta recuperación de semillas, el arca contiene actualmente 967 mil 216 variedades de granos, pero puede recibir alrededor de 4.5 millones.

Concebido para resistir a los desastres, el granero del planeta fue víctima del calentamiento climático: el aumento de las temperaturas en el Ártico llevó a un deshielo del pergelisol (superficie que debe estar congelada en permanencia) y provocó una fuga de agua a la entrada del túnel en 2016, sin que ningún grano haya resultado dañado.

El gobierno noruego anunció el viernes el desbloqueo de 100 millones de coronas (unos diez millones de euros) en 2018 para realizar trabajos, especialmente la construcción de un nuevo túnel de acceso y erección de una construcción que sirve para alejar las fuentes de calor.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Palabras clave

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin