Hortofruticola

Semillas de sandía: propiedades y beneficios

Las pepitas contienen importantes beneficios y son fuente de energía

A menudo, cuando comemos sandía las pepitas nos parecen un estorbo pues contrastan con la textura suave y dulce de la fruta. Sin embargo, quitarlas supone un error, ya que se trata de un parte que aporta importantes beneficios. De hecho, asombra la cantidad de nutrientes que obtendríamos si las comiéramos del mismo modo que hacemos con las semillas de girasol.

Al igual que ocurre con el resto de la sandía, sus semillas son diuréticas, pero también una fuente de fibra. Pero sus beneficios van más allá, ya que son energéticas y tienen propiedades antioxidantes.

Las semillas de la sandía son una fuente de energía importante. Se trata de un alimento recomendado para personas que desarrollan una alta actividad física, al tiempo que son ricas en proteínas, permiten el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.

Asimismo, aportan grasas saludables, como ocurre con los frutos secos, que regulan los niveles de colesterol en sangre.

También ayudan a eliminar toxinas de nuestro organismo gracias al efecto diurético y combaten el estreñimiento a través de la fibra que se halla en estas semillas.

El zinc que contiene este alimento protege el sistema inmune, mientras que, al igual que ocurre con la sandía, aporta antioxidantes que retrasan los signos de envejecimiento.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin