Análisis

Sanidad animal en México, una historia llena de éxitos

Debido a que la salud de los animales constituye un bien público que en la actualidad representa uno de los pilares de la seguridad alimentaria de cualquier país, cada 9 de octubre celebramos en México el Día Nacional de la Sanidad Animal

Ciudad de México, 12 de octubre de 2020.— La historia de la de sanidad animal en México se remonta a la época de la Conquista, cuando Juan Suárez de Peralta (1538-1613), escribió el libro Tratado de albeitería en 1580, en donde se describían los animales y tipos de enfermedades atendidas por los “albéitares”, oficio de los encargados de atender las enfermedades, herrado, reproducción y cuidados en general del caballo y “otras bestias”.

Hacia finales del siglo XIX, el campo mexicano inició un proceso de transformación, con nuevas formas de producción, una mayor diversificación y explotación de las actividades ganaderas, lo que incrementó el riesgo de introducción de plagas y enfermedades ausentes en el campo mexicano, poniendo de manifiesto la relevancia de la sanidad animal y la importancia del desarrollo de instituciones académicas y científicas, las cuales sentaron las bases para la creación de las primeras dependencias oficiales enfocadas al control y combate de enfermedades y plagas.

Con el paso del tiempo se fijaron las bases a las que se sujetaría la inspección sanitaria y veterinaria de los animales y subproductos de importación y exportación; se establece el fundamento legal que rige la actividad: Ley Federal de Sanidad Animal, asimismo, se reglamentan y fortalecen los servicios de inspección con la profesionalización del personal. Actualmente es el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), por conducto de la Dirección General de Salud Animal, el encargado de dar respuesta a los retos sanitarios.

Dentro de las experiencias exitosas de la sanidad animal en México, encontramos: la erradicación, en 1954, de la fiebre aftosa, estatus que se mantiene hasta hoy; en 1991, se confirma que México se encuentra libre del gusano barrenador del ganado gracias a la técnica de la mosca estéril; la erradicación de la fiebre porcina clásica (2012) ha permitido un importante y progresivo incremento en las exportaciones de productos cárnicos de cerdo a países tan lejanos como Japón, China y Corea.

En la actualidad México es reconocido por la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) como uno de los cinco países libres de las seis enfermedades animales más devastadoras: fiebre aftosa, peste equina, peste de los pequeños rumiantes, fiebre porcina clásica, perineumonía contagiosa bovina y encefalopatía espongiforme bovina. Se ha autodeclarado libre ante la OIE —proporcionando las evidencias del cumplimiento de las directrices de los códigos sanitarios para los animales terrestres— de durina, muermo, miasis, pulorosis y tifosis aviar en las aves de corral y peste porcina africana.

México goza de un estatus privilegiado con lo que puede ofrecer mayores garantías sobre los alimentos sanos e inocuos a consumidores nacionales y extranjeros, al mismo tiempo que le permite exportar productos agroalimentarios a 160 países del mundo y acceder a cada vez más mercados.

El que nuestro país cuente con una condición zoosanitaria adecuada, se lo debemos a todos los hombres y mujeres que a pesar de la pandemia trabajan diariamente para asegurar la producción y el abasto de alimentos sanos para la población.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin