Política Agropecuaria

Financiación de la UE para los esfuerzos dirigidos por la FAO en Yemen

La Unión Europea está aportando 5.9 millones de euros para los esfuerzos dirigidos por la FAO a fin de fortalecer la capacidad de Yemen para monitorear los factores de la inseguridad alimentaria y el hambre

Mientras se mantiene la frágil paz en Yemen y persisten los graves problemas de inseguridad alimentaria, la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han anunciado una nueva financiación de la UE de 5.9 millones de euros (6.7 millones de dólares) para apoyar el trabajo de la agencia de las Naciones Unidas con el fin de desarrollar la capacidad del país para controlar las amenazas a la seguridad alimentaria y recopilar datos clave sobre el hambre y la desnutrición.

Los datos precisos y completos sobre las amenazas a los medios de vida y al estado de seguridad alimentaria de los hogares son fundamentales para orientar de manera efectiva la asistencia humanitaria en la dirección correcta y cuando más se necesita.

Los esfuerzos de la FAO también apuntan a mejorar la capacidad de Yemen para monitorear las amenazas emergentes a la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia, como el mal tiempo o las plagas y enfermedades de los cultivos, para que pueda proporcionarse un apoyo adecuado a los medios de subsistencia (servicios de riego o piensos para el ganado, por ejemplo) antes de que se sientan los impactos.

La embajadora de la Unión Europea para Yemen, Antonia Calvo Puerta, dijo: “La gravedad y la magnitud de la inseguridad alimentaria en Yemen está ejerciendo una presión inmensa sobre la mayoría de la población que está en extrema necesidad de ayuda (humanitaria). La disponibilidad de información nutricional y la seguridad alimentaria permitirán una respuesta adecuada y eficiente de la comunidad internacional a la crisis y evitarán un mayor deterioro. Por lo tanto, la UE confía en que esta colaboración renovada con la FAO beneficiará a la población yemení en gran escala.”

El apoyo de la FAO se proporcionará a diferentes instituciones gubernamentales, incluidas las Unidades Focales de la Gobernación, la Secretaría Técnica de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Planificación y Cooperación Internacional, la agencia principal de Yemen para recopilar y canalizar información sobre seguridad alimentaria a otras instituciones gubernamentales, socios de desarrollo, donantes y comunidades.

El apoyo incluirá capacitación en seguridad alimentaria, medios de subsistencia y nutrición, información sobre el mercado, sistema de información geográfica y sensores remotos. Esto permitirá la revisión de las políticas y estrategias del sector de la agricultura y la seguridad alimentaria, la gestión de la base de datos y el análisis estadístico, el análisis de Clasificación de Fase Integrada (CIP), la recopilación de datos de alerta temprana.

El proyecto abordará las brechas de capacidad técnica e institucional proporcionando TIC y otros equipos, así como capacitación para mejorar las habilidades del personal. Gran parte de este trabajo se llevará a cabo a nivel de gobernación y distrito, donde se establecerán equipos locales para recopilar datos e información sobre agricultura, ganadería, cultivos, datos meteorológicos, nutrición, brotes de enfermedades, mercado y otros datos de seguridad alimentaria en zonas rurales y urbanas.

Estos esfuerzos se basarán en la exitosa experiencia de la UE-FAO en el fortalecimiento de la capacidad de las unidades locales de recolección de datos de seguridad alimentaria en 13 gobernaciones durante el periodo 2013-2018. La nueva financiación de la UE ahora permitirá extender el apoyo a las nueve gobernaciones restantes, asegurando el establecimiento de las Unidades Focales de la Gobernación y el Sistema de Información de Seguridad Alimentaria en todo Yemen.

Si bien el principal riesgo en Yemen hoy en día es el conflicto, los agricultores también deben hacer frente a amenazas recurrentes como los altos precios de los insumos, la escasez de agua, las epidemias de enfermedades de animales y cultivos y las invasiones de langostas.

Los sistemas de datos de seguridad alimentaria robustos permiten intervenciones de desarrollo que van más allá de responder a las crisis después de que ocurren, pero que construyen resiliencia local para que los choques futuros no conduzcan a crisis alimentarias.

Esta es la razón por la que la UE se ha comprometido con la FAO y otros socios para defender una nueva visión para una mayor colaboración entre socios humanitarios y de desarrollo, a través de iniciativas como la Red Global contra las Crisis Alimentarias, que busca abordar y prevenir las crisis alimentarias al satisfacer las necesidades inmediatas mientras acomete las causas profundas de esas crisis.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin