Política Agropecuaria

Se manifiestan contra impuestos a venta final de bebidas alcohólicas

Se pretende aumentar 4.5 % en el precio de la venta final en las bebidas alcohólicas, actualmente el 46 % del precio de una botella corresponde a impuestos

Ciudad de México, 3 de diciembre de 2019.— El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) se manifestó en contra del impuesto del 4.5 por ciento al precio de venta final en bebidas alcohólicas, el cual se pretende implantar en los estados de Oaxaca, Guanajuato y Ciudad de México.

Hans Backhoff Guerrero, presidente del CMV, afirmó que, en caso de ser aprobada esta iniciativa, el sector agrícola, productores y consumidores se verían gravemente afectados poniendo a la industria mexicana en una situación de desventaja respecto a los grandes países productores de vino mundial, que en muchas ocasiones privilegian el volumen y la cantidad, más allá de la calidad del producto.

“Actualmente, el 46 por ciento del precio de una botella de vino mexicano corresponde a impuestos. En este sentido, la aplicación de esta medida hará nuestro producto menos accesible para el consumidor, afectando a la cadena de valor que genera nuestra industria, la cual produce alrededor de seis mil empleos directos”, señaló Hans Backhoff en el marco de la conferencia “Estado actual de la vitivinicultura en México y nivel mundial”, donde resaltó el gran reto que tiene la industria vitivinícola mexicana ante los mercados internacionales.

El Consejo Mexicano Vitivinícola ha expresado al gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez, por medio de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y Andrés Tapia, coordinador de la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola, su preocupación ante el impacto negativo que puede llegar a tener esta iniciativa si llega a ser aprobada. Al respecto hay ya comunicación por parte del equipo del gobernador con enfoque positivo a que prevalezca un escenario de desarrollo para el vino mexicano.

Recordemos que desde hace diez años la producción de uva ha cobrado gran relevancia en el consumo mexicano que se comprueba en el crecimiento de la industria. En México se destinan poco más de 30 mil hectáreas para llevar a cabo este tipo de cultivo, estos terrenos se encuentran divididos en 14 estados de la República, en sus cinco distintivas vocaciones: uva de mesa, uva de vino, uva pasa, uva de brandy y uva para jugos y concentrados.

En el ámbito internacional, el vino es considerado un complemento alimenticio, más allá de una bebida alcohólica, comentó el presidente del CMV. Además, explicó que el aumento de impuestos y recorte de presupuesto solo beneficia a unos cuantos, y arrastraría problemas que van desde la introducción de productos no certificados al mercado negro, hasta afectaciones de salud, ya que con un consumo responsable tiene beneficios cardiovasculares y es bueno para reducir el colesterol.

Backhoff reafirmó que uno de los objetivos principales de la industria vitivinícola mexicana consiste en incrementar la producción de uva y vino nacional, además de impulsar su promoción en todo el mundo.

Para finalizar, Alberto Curis García, secretario ejecutivo del CMV, hizo un llamado a las autoridades para revertir la medida, a fin de seguir impulsando la industria nacional que está en su mejor momento, apoyar a los agricultores que dedican su vida a la ciencia del cultivo y a impulsar la industria agrícola especializada en la producción del vino.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin