Política Agropecuaria

Ser climáticamente inteligente en la agricultura

5 maneras en que la FAO está ayudando a los productores de alimentos a adaptarse a un clima cambiante

Los informes están fuera y el mensaje es claro: todos debemos tomar decisiones teniendo en cuenta el clima. La agricultura es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero, pero también es uno de los más grandes aliados del clima. El sector agrícola puede desempeñar un papel importante en la mitigación al reducir las emisiones y evitar una mayor pérdida de carbono almacenado en los bosques y el suelo. Mantener saludables los suelos y los bosques también ayuda a combatir el cambio climático, ya que ambos actúan como “sumideros” que secuestran carbono. Por último, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y abogar por mejores patrones de consumo de alimentos son otros esfuerzos importantes dentro de la esfera de influencia de la agricultura.

La agricultura “climáticamente inteligente” (CSA) es un enfoque que ayuda a transformar y reorientar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y apoyar el desarrollo rural en un clima cambiante. Este enfoque se centra en el agricultor, pescador o pastor. Por definición, la CSA persigue tres objetivos: aumentar de forma sostenible la productividad agrícola y mejorar los ingresos de los agricultores; para aumentar la resiliencia de los agricultores al cambio climático y ayudarlos a encontrar formas de adaptarse; y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

A continuación presentamos cinco iniciativas exitosas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que han utilizado CSA para beneficiar a las comunidades agrícolas y trabajar hacia el objetivo global (SDG13) de combatir el cambio climático y sus impactos:

1. “Reverdecer” el Sahel para los agricultores en Burkina Faso y Níger.
2. Jardines flotantes: el sistema de producción de agricultura climáticamente inteligente en Bangladesh.
3. Razas de cerdos indígenas para paisajes climáticamente inteligentes en los Balcanes occidentales.
4. Cultivo de mejillones climáticamente inteligentes en Chile.
5. Una iniciativa de escasez de agua en la región del Cercano Oriente y África del Norte.

Los resultados de estos proyectos climáticamente inteligentes han creado una mejor comprensión de los posibles aceleradores y las barreras para la adopción de este tipo de agricultura. El cambio climático plantea desafíos específicos para la alimentación sostenible y la agricultura; el enfoque CSA puede ayudar a los agricultores a superar estos obstáculos para mantener sus medios de vida y ayudar a asegurar un futuro #HambreCero.

Información e imágenes

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin