Centros de acopio, necesidad y negocio

A pesar de que las condiciones geográficas de México lo perfilan como un país con alto potencial agrícola en los sectores de frutas y hortalizas, diversos factores han influido para que su capacidad exportadora en esta materia sea aún limitada; incluso la distribución nacional en ocasiones resulta deficiente.

Entre los factores que han limitado el crecimiento de las exportaciones del sector están:

• Alto consumo nacional. El consumo per cápita de frutas en México es de 110 kilogramos, por lo que buena parte de la producción se destina a satisfacer el mercado doméstico.

• Fragmentación de la tenencia de la tierra. La superficie agrícola de la República Mexicana está dividida en un gran número de propietarios; en promedio, un agricultor posee una superficie inferior a 5 hectáreas.

• Poca infraestructura en el campo. Como las propiedades son pequeñas, los agricultores tienen poco volumen para comerciar; de hecho, en muchas ocasiones las tierras son de traspatio y las cosechas son de autoconsumo. Esto es una limitante para intentar invertir en infraestructura para el tratamiento poscosecha de los cultivos y mucho menos en un empaque.

• Falta de centros de acopio y verdaderas redes de valor que permitan acceder a la comercialización a los centros de alto consumo en el país.

Algunos otros factores como el desconocimiento de las necesidades de mercado, la poca capacidad financiera de los productores de otorgar crédito, así como la carencia de información de la cadena de distribución, han provocado un alto grado de intermediarismo y coyotaje, con lo que se ven disminuidas las ganancias al productor y el tiempo de entrega al consumidor final es deficiente.

Esta situación proyecta la necesidad del establecimiento de “Centros de Acopio”, los cuales podríamos definirlos en dos categorías.

1) Centro de Acopio de Materiales. Su función sería consolidar las compras de insumos y materiales por un grupo de agricultores de una zona determinada con el propósito de obtener mejores precios, condiciones de pago y servicios especiales para revenderlos en condiciones preferenciales a los mismos miembros, mediante las figuras de cooperativas, sociedades de solidaridad social o agrupaciones de pequeños propietarios, pudiendo desarrollar centros de distribución. Este tipo de acopio traería beneficios directos al productor en costos, derivados de las compras por volumen; además le dan la oportunidad de adquirir fertilizantes, nutrientes y agroquímicos para elevar la calidad de sus cosechas, a los que en otras condiciones quizá no tendría acceso.

2) Centros de Acopio de Productos Agrícolas. Su principal función sería la consolidación de la oferta de uno o varios productos de la zona a fin de ofrecer mayor volumen consolidado con estándares de calidad y empaque homogéneos, y así facilitar su movilización a mercados de abasto local, regional e incluso la posibilidad de enviar camiones completos a centrales de abasto como las de México, Guadalajara y Monterrey, de acuerdo con la zona productora y la ventana de mercado existente.

El contar con centros de este tipo permitiría realizar inversiones conjuntas para desarrollar instalaciones de lavado, empaque y refrigeración, u otras de poscosecha propias de cada producto, y así ofrecer un producto con mayor valor agregado, que satisfaga las necesidades y exigencias del mercado y poder llegar a proveedores de supermercados, eliminando el intermediarismo excesivo. Los grandes compradores prefieren hacer negocios con una sola persona (o empresa) que sea capaz de ofrecer su producto durante todo el año y en cantidades suficientes que con varios a través del año.

Un esquema más avanzado de estos centros de acopio, propondría estandarizar la producción de los agricultores miembros, mediante la difusión de información de mercado, capacitación técnica y regulación del uso de fertilizantes y agroquímicos, con el compromiso de entregar toda su producción clasificada por calidades. Una vez consolidada la oferta se empacaría con la misma marca (puede tenerse más de una marca para empacar las calidades I, II y III, según sea el caso).

Al contar con una misma marca se tiene el beneficio de poder reunir fondos para realizar diferentes tipos de promoción que busquen elevar el consumo de un producto dado o colocar la marca en el gusto de los consumidores y crear lealtad hacia ella. El abasto a la industria de proceso no queda descartado, pero éste sería de manera directa a los usuarios finales, en lugar de entregar la producción en subasta.

Este tipo de centros que deben de ser visualizados como empresas adicionales a la propia actividad de cada uno de los integrantes, deben contar con servicios técnicos, administrativos y comerciales, de tal forma que los agricultores se limiten a la producción y entrega de mercancías seleccionadas y no se preocupen por la parte comercial, labor que corresponde a los proveedores de supermercados.

La creación de este tipo de modelos económicos permitiría a propietarios agrícolas que tienen desde tres hectáreas1 hacer eficiente su producción e integrarse a redes de distribución regional, nacional e internacional, con el único compromiso de su parte de ofrecer frutas y hortalizas que satisfagan los estándares de calidad establecidos y estrictamente clasificados.

Propuestas de este tipo ya ha habido en el pasado mexicano, sin embargo su realización no se ha concretado debido al clientelismo partidista y al interés gubernamental y electorero. La idea de Conasupo en la década de los setenta tomaba estos centros de acopio como base rural y las tiendas como plataforma para llegar al consumidor final. Sobra discutir sobre los manejos de la misma. Las circunstancias actuales obligan a que este tipo de centros sea de interés privado, cuya sumatoria da como resultado el interés y bienestar común, y que se visualicen como unidades de negocio necesarias y rentables.

1) Este esquema es utilizado con éxito en Italia por cooperativas de productores que tienen desde 3 hectáreas de manzanas, carozos y kiwis. Estas cooperativas exportan dentro y fuera de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>