Análisis

Maíz: principio vital y elemento fundamental de los pueblos originarios

Este grano dio origen a una de las culturas más diversas y ricas del mundo, la mexicana

Ciudad de México, 1 de octubre de 2019.— México cuenta con 64 razas de maíz consideradas nativas, resultado de la selección realizada por agricultores desde hace más de diez mil años. Los maíces nativos son fuente de características genéticas que les permiten adaptarse a los efectos del cambio climático, presentan resistencia a enfermedades, además, los maíces nativos tienen características fisiológicas que les confieren cualidades para el procesamiento y la producción de alimentos tradicionales. Su preservación es clave para la autosuficiencia, identidad y seguridad alimentaria de México.

Por ello, entre las acciones que se realizan tenemos: que el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) conserva muestras de poblaciones de maíces nativos de México y del resto del mundo en su banco de recursos genéticos de maíz, considerado como la colección más grande del mundo. El Centro conserva estas razas como un bien público de carácter universal para beneficio de la humanidad.

Por otra parte, el programa MasAgro protege y conserva la biodiversidad del maíz nativo mediante el desarrollo de decenas de ensayos de manejo agronómico y mejoramiento participativo en los que productores de comunidades marginadas del Estado de México, Michoacán y Oaxaca colaboran activamente en la selección de los maíces que desean cultivar.

En México, la caracterización de la diversidad genética del maíz ha dado origen a más de 60 nuevas variedades de alto rendimiento y capacidad de adaptación a los efectos del cambio climático que comercializan más de 70 pequeñas y medianas empresas semilleras que participan en MasAgro. Asimismo, se han entregado nuevas líneas de trigo al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), organismo que ha liberado 18 nuevas variedades de este cereal en los últimos tres años. De estas, los productores colaboradores del programa han obtenido 250 toneladas de semilla para sembrar en 2019 y contribuir al plan de autosuficiencia alimentaria y rescate del campo.

En cuanto a los pequeños productores podemos decir que el principal beneficio es la satisfacción de cultivar un maíz para elaboración de productos tradicionales fuertemente relacionados con la identidad cultural de los mexicanos, sin embargo, se busca complementarlo con un beneficio económico y por eso se han abierto mercados nicho, principalmente en el sector culinario, pero también en el arte, donde se aprecia más el color, la textura y el sabor de los maíces nativos.

Comentarios

comentarios

Siguenos!

Países que nos están viendo


Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin